miércoles, 18 de marzo de 2009

Felipe Alcaraz participa en un acto contra la crisis organizado por el PCE-EPK de Navarra

En una sala en la que se congregaron más de 100 personas, Felipe hizo una intervención sobre la crisis explicando sus causas y exponiendo nuestras propuestas fundamentalmente a corto plazo. En su exposición abordó la nacionalización de la banca y otros sectores estratégicos, nuestra oposición a las privatizaciones, y por supuesto a lo fundamental, a la necesidad de un cambio de sistema, pues según explicó "el capitalismo no se puede refundar, ha hecho aguas".

3 comentarios:

  1. De acuerdo con el planteamiento de Felipe, pero no con el panfleto para el 28: La alternativa a la crisis no puede plantearse únicamente con medidas monetaristas, en base a la circulación de dinero, aunque éste se destine a "los de abajo" (subida del SMI, que por cierto a ver si nos aclaramos si pedimos 1000 o 1100 euros, recaudación para la contratación de trabajadores no se sabe para qué y llamada erróneamente "creación de empleos"). Hay que plantear una alternativa para un desarrollo sostenible basada en dos pilares:
    1) Desarrollo de un sector público no únicamente financiero y de servicios, que abarque a todos los sectores estratégicos como la energía y las comunicaciones. La consigna de nacionalizaciones (también de la banca) debe pasar a primer plano. Tiene gracia que ahora que desde la prensa burguesa se habla de la inevitabilidad de las nacionalizaciones nosotros nos quedemos cortos...
    2) Impulso a la Investigación científica, el Desarrollo tecnológico y la innovación en el trabajo, para hacer viable un desarrollo cualitivativo, que es el único sostenible, centrado en el trabajo humano y no en el capital.
    Se trata, en definitiva, de plantear una salida no capitalista a la crisis.
    En vez de esto, el panfleto que se nos propone para la movilización del 28 se limita a medidas cortoplacistas y monetaristas que no cuestionan la lógica del sistema capitalista, con "perlas" como la "paralización del Plan Bolonia" en el marco de la "Defensa de los servicios públicos", una muestra de la inopia desde la que está redactado el texto. Describir el Proceso de Bolonia (su nombre correcto) como una amenaza para los servicios públicos no tiene sentido. Ciertamente, debemos rechazar su principio de "competitividad" (aunque ésta no es "mercantil", sino que pretende atraer a los mejores estudiantes) propugnando en su lugar la cooperación, y rechazar también las derivas mercantilistas (que no están en las declaraciones del Proceso, sino en actuaciones gubernamentales), pero debemos apoyar la renovación pedagógica (necesaria para impulsar el I+D+i imprescindible para un desarrollo sostenible) y la llamada dimensión social del proceso de Bolonia, definida como que todo estudiante pueda completar sus estudios sin obstáculos derivados de su origen socioeconómico. Ciertamente, podemos pedir la paralización de la reforma forzosa de los planes de estudio pero para posibilitar un debate amplio y sereno sobre la misma, dado que sin el compromiso activo de estudiantado, profesorado y personal de administración y servicios no son posibles los cambios necesarios en la Universidad.

    ResponderEliminar
  2. Hay que intensificar el trabajo político del PCE y de IU para presentar una alternativa real ante el vacio ideologico que ha generado esta crisis capitalista. Ya no es momento de Huelga General, el empeoramiento de la crisis está inoculando el virus del miedo, como ha pasado en SEAT, y pronto empezará la xenofobía, y una nueva Revolución Conservadora a lo que no estamos preparando armas ideologicas de oposición. El debate sobre la cadena perpetua, el perdón a la corrupción política y empresarial, el avance del neo-franquismo de UPyD, la traición de los sindicatos, todo indica que viene la derecha para rato, si es que alguna vez se ha ido, y pronto empezaran a afianzarse aún mas el voto util y todos esas zarandajas del PSOE.
    No hay que tener miedo a incluir en nuestras propuestas una bajada de impuestos y cargas sociales a autonomos y PYMES, a cambio de nuevos impuestos a las grandes fortunas y tasas a las operaciones de valores para compenasar sobradamente la perdida de recaudación, asi haremos una verdadera fiscalidad progresiva.
    Avanzar en la implantación de las 35 horas, SMI y Renta Basica, y un nuevo modelo de país y sociedad basado en la sostenibilidad ambiental y social, un modelo alternativo, por ahi va el camino.

    ResponderEliminar
  3. Manuel Martinez Llaneza22 de marzo de 2009, 12:00

    Es increíble la intervención de Rafael Pla. Sale con su personal interpretación de los textos de Bolonia, cuando, separada la universidad de la educación, la ministra de la patronal ha dicho que no tiene vuelta atrás y nuestro excamarada Saura ha lanzado a sus mossos contra los que protestaban y los que pasaban por allí como en los buenos tiempos. Las cosas son lo que son y no lo que uno quisiera que fueran y Bolonia no es lo que dicen sus textos, sino lo que se está haciendo: partir las carreras en dos, poner los precios públicos 'teniendo en cuenta el coste real de la enseñanza', hacer obligatorias las prácticas gratuitas de miles de horas para las empresas, filtrar el segundo ciclo -entre otras cosas con las prácticas- a fin de crear una élite dirigente neoliberal, sustituir las ayudas por créditos bancarios, dar menos clases -el crédito como trabajo del alumno- para que los alumnos se busquen la vida sin tutorías porque no se prevén dotaciones para ello, hacer que las universidades se financien por las empresas, etc. Eso, y el ránking de universidades y la competitividad inhumana, es Bolonia y no lo que querría Pla que fuese.
    Y lo de I+D+i es de risa. I era investigación, que era muy cara e inútil para los empresarios por lo que se puso D que era desarrollo, es decir aplicación a sus intereses; pero, como aquí no se desarrollaba nada, pusieron i que llamaron innovación y que consiste en dar dinero a los empresarioa para que se compren e instalen las máquinas alemanas. Eso viene hasta en el Informe Cotec cuya presentación preside el Borbón.

    ResponderEliminar